All for Joomla All for Webmasters

Es una historia increíble

A veces creemos que no hay más salida, pero sí la hay. Hoy vamos a hablar de superación y motivación, la historia de una mujer de 53 años que pasó de casi perder la movilidad en una pierna, a hacer 10 km seguidos de travesía en el mar.

¿Cómo llegaste a empezar con la natación?

Hace 12 años me diagnosticaron un pinzamiento, estuve a punto de perder la movilidad en una pierna, me operaron, y después de eso el médico me dijo que no podría hacer vida normal. Me recomendó no coger nada de peso y también me dijo que la natación me ayudaría a recuperarme. Así que le hice caso, rehabilitación y natación, y mi vida cambió.

¿Qué paso cuándo empezaste con la natación?

Empecé haciendo natación de espaldas, dos días a la semana, le cogí el gusto, y al ver que mejoraba y yo me sentía bien, acabé animándome a hacer mi primera travesía después de un año de la operación. Para mi sorpresa, gané mi primera medalla en esa travesía, y eso fue un punto de inflexión para mi, me sentí tan feliz al recibir ese premio, que me dije: “El año que viene lo haré mejor”

¿Qué pasó con tu recuperación?

Mi médico no se lo creía, me había prohibido cargar peso y cualquier esfuerzo que afectase a la zona lumbar, me dijo que siempre debería tener alguien que me ayudase con ciertas cosas, y al cabo de unos meses ya estaba recuperada, y haciendo más deporte que nunca.

¿Te gustaba la natación antes de practicarla?

Desde siempre me ha gustado ver las competiciones, siempre he tenido en la cabeza la idea de aprender a nadar bien, aprender su técnica, etc. Pero nunca había tenido ocasión antes de hacerlo. Y creo que es lo mejor que me ha podido pasar. Practiqué otros deportes cuando me recuperé… pero mi cuerpo me dijo que no, y hay que hacerle caso a nuestro cuerpo. Si dice que no, es que no. Uno conoce sus límites, lo que le va mejor y lo que le va peor, a mi la natación me deja el cuerpo de maravilla, pero otros me hacen polvo. Una vez lo pruebas, ya lo sabes.

 ¿Qué pasaría si dejaras de practicar la natación?

Me pasa algo curioso, y es que si estoy dos semanas sin ir (cosa que no pasa ya me ocupo yo), el cuerpo me lo pide, necesito meterme en el agua, es una sensación indescriptible y maravillosa, el cuerpo se estira, y cuando acabas te sientes plena y llena de vitalidad. Se lo recomiendo a todo el mundo.

Hay gente que quiere pero no tiene tiempo, ¿cómo lo compaginas con tu vida para no faltar nunca?

Trabajo más de 8 horas diarias, y te aseguro que no falto nunca, porque me siento mejor cuando voy a entrenar que cuando no, y me siento mal conmigo misma si no voy. Al terminar estoy completamente nueva, y aunque a veces estando en el trabajo me da pereza pensar que luego tengo que ir a nadar, merece tanto la pena que nunca me puede ese pensamiento. A veces llego cansada del trabajo, y se me nota, pero nunca el cansancio nunca es de nadar.

Además, mi familia me apoya muchísimo, me acompaña a las competiciones e incluso me hacen fotos, así se lleva mejor.

Las travesías son duras, ¿tu cuerpo siempre ha reaccionado bien?

Acaba de terminar la temporada de travesías, he estado desde diciembre hasta octubre saliendo a nadar fines de semana, y mi fisioterapeuta al que siempre le he hecho caso me recomendó que parase, ya que mis músculos han estado trabajando duro y constantemente. Así que muy a mi pensar tuve que parar alguna semana, el cuerpo me lo pide pero también hay que tener cabeza, y no forzar más de lo que toca.

Además de salud, ¿qué te aporta la natación?

Practicar un deporte te hace abrirte a otras personas, en el club hemos hecho piña. A veces no tengo ganas de ir a nadar, pero pienso en las risas con ellos, y es la desconexión del día que necesito. Todo el mundo cree que es un deporte 100% individual, pero no es del todo cierto, ya que formas parte de un equipo y eso te motiva mucho, a veces tienes mucha presión pero lo importante es sentir que lo has dado todo, por ti y por ellos.

Somos una piña en el Club Alfa Natación Ilicitano, todos nos animamos entre nosotros, si tu compañero gana una medalla te alegras, y viceversa. Incluso quedamos fuera del club para ir a almorzar.

¿Qué consejo le das a alguien que está pensando en apuntar a su hijo a algún deporte?

Que lo apunten al que los niños quieran, darles opciones para que ellos decidan, el deporte les ayudará a no estar saturados con los deberes y el tener que estudiar. Es muy importante tener un escape en nuestras vidas, además les ayudará a tener hábitos muy saludables desde pequeños, a tener una disciplina. Deben hacer el deporte que les haga sentir bien, así que tenemos que escucharles.

Hay mucha gente que se auto limita y no se ve capaz de hacer un deporte, ¿cómo motivarías a alguien para hacer deporte?

Gracias a la natación pude recuperarme de una dolencia que me iba a dejar casi coja, ¿a caso no es esa una motivación de peso? Ahora puedo llevar hasta tacones, si estás bien, con la natación estarás mejor. Y si no lo estás, tu calidad de vida mejorará muchísimo.

Te sientes bien físicamente, liberas mucho estrés, te cuidas más e incluso te ríes más. El mal de hoy es el estrés, hacer este tipo de cosas, el conocer a otras personas con sus experiencias hace que tengas un punto de vista más positivo.

Puede que no sea tu deporte, pero hay que intentarlo. El tener profesionales enseñándome en el Club Alfa Natación Ilicitano ha ayudado muchísimo a llegar donde he llegado.

Pienso que los límites los pones tú, hay personas con alguna discapacidad con las que me he quitado el sombrero.

¿Crees que hay deportes que van según edades?

Es difícil que con 60 años te pongas a correr si nunca lo has hecho. En el caso de la natación no hay edad, puedes practicarlos cuando quieras, tiene tantos beneficios… y los médicos lo recomiendan a todo el mundo. He visto a mujeres de 90 años compitiendo en autonómicos, es sorprendente y admirable.

Yo, sinceramente, pienso que voy a nadar toda la vida.

NATIVIDAD SARMIENTO (LA SIRENITA ) ESTA TEMPORADA LLEVA 73KM NADADOS EN COMPETICIONES OFICIALES!!!

Attachment

Leave a Comment